Logo 2010 Grupal 2010

 

Lagartija

PROCLAMA DE LA RED AMBIENTAL QUERANDÍ  

Flora y Fauna

“La historia fundacional, las culturas originarias, la fauna, los bosques, los mares, las playas, la paz sustentable son la madre tierra; luchar por ella es luchar para y por nosotros mismos.”

Entendiendo que la intervención del hombre en relación a su hábitat no significa dilapidar los recursos naturales, que el desarrollo sostenible se puede conseguir comprendiendo que problemas ambientales, culturales, éticos, políticos, económicos y espirituales se vinculan con el respeto por la Tierra que habitamos y de la que vivimos, que la obra del hombre se debe desarrollar en el reconocimiento por las variables de la naturaleza y de los ambientes en los que habita, teniendo una nueva sociedad humana como meta la salvaguarda de los recursos y de sus ciclos como condición intrínseca de su supervivencia como especie.

Teniendo dominio sobre casi todos los ambientes del planeta; habiendo sistematizado procesos de extracción y explotación de los recursos naturales, mediante el avance tecnológico nuestra civilización expande modelos de vida, que tiene como ejes principales el consumo de bienes y servicios teniéndolos como parámetros de calidad de vida, mientras se destruye nuestro ecosistema. El actual contrato social del hombre basado en la sociedad de consumo produce desequilibrios a nivel planetario, fundamentalmente por un sistema económico que funciona como gobierno mundial explotando los recursos de la tierra a través del comercio y la guerra.

Asimismo en nombre del medio ambiente, empresas o instituciones subsidiarias de estas, promueven estrategias de amigabilidad con el ambiente, que al final no son así convirtiéndose esas estrategias en una pantalla para ocultar sus verdaderas políticas que atentan contra el medio y la salud humana. 

Los valores fundacionales de la Red Ambiental Querandí son acción y solidaridad por la madre tierra, entendiendo que con el propósito de defender y ser parte de la naturaleza son necesarias las acciones en ese sentido, que den lugar a los hechos, a las realizaciones que nos conduzcan a cambios en nuestra sociedad. Y por otra parte la solidaridad, reconociendo que hacer causa común con otras personas o entidades que comparten nuestras ideas y contrayendo compromisos mutuos, sirve al propósito. 

Los integrantes de la Red Ambiental Querandí, adhiriendo a estos postulados, nos agrupamos como iguales sin una estructura piramidal, divulgando este pensamiento. Reconocemos en nuestra denominación, una referencia identificatoria de la cultura originaria de estos pagos a través de  la vinculación de los antiguos querandíes con su tierra. 

Transcribimos a continuación la Reflexión de un Cacique Querandí

“De quien es el aire, de quien es el agua, de quien son los piches, guanacos y avestruces, ¿de alguno?, ¿de la tribu? ¿De alguna otra? ¿O de todos? Para que toda la gente respire, coma, beba para vivir. ¿Que sucedería si uno entre sus hermanos o una tribu entre tantas las pretendiera para si solos?"

Pueblo Querandi (Ver)

En el siguiente video explican como el sistema de consumo destruye el medio ambiente

 

QUE ESTÁ SUCEDIENDO CON NUESTRO MEDIO AMBIENTE EN EL MUNDO:

 

 

PUEBLO QUERANDÍ

Querandi

Querandí, es la denominación que los avá (guaraníes) daban a la etnia también conocida como pampas (pampas antiguos, anteriores al s. XIX) .Los mapuches (o araucanos) los llamaban puelches. Era la costumbre la de denominarse por los parajes que ocupan, como Puelches (gente del este), Güiliches (gente del oeste) Pehuenche (gente de los pinares) o Ranqueles (gente de los cardales) Los het o querandíes estaban incluidos en el conjunto de los pámpidos y su idioma parece haber formado parte de la familia lingüística pano. Los querandíes ocuparon un área que va desde el sur de Santa Fe, por el norte, hasta el pie de las Sierras Grandes, hacia el oeste y toda el área norte de la provincia de Buenos Aires hasta el Río Salado por el sur. A la llegada de los europeos se destacaban por ser grandes corredores (cazaban, o mejor dicho, capturaban, a la carrera, venados pampeanos, ñandúes, e incluso guanacos), aunque para facilitar su actividad venatoria habían inventado dos artefactos (uno que sería clásico en Argentina): las boleadoras y la llamada por los españoles piedra-perdida (baleadora más primitiva, consistente en una piedra atada a una especie de cuerda realizada con cuero o tendones). Cazadores, con arco, flecha y boleadora cazaban perdices, venados, codornices y ñandúes. Vestían un abrigo de cuero, similar al quillango;las mujeres también usaban una falda que cubría su cuerpo hasta las rodillas. Era un pueblo nómada, ya que al practicar un modo de producción cazador-recolector, no eran sedentarios. Con la llegada de los españoles, adoptaron el caballo, esto trajo como consecuencia un nuevo modo de vida. Si bien siguieron siendo nómades, pudieron ponerse en contacto con otros aborígenes, usaban su cuero para hacer botas, correaje y toldos. También los usaron como monedas de cambio, mediante el trueque obtenían vestimentas, bebidas alcohólicas, cuchillos. Si bien su principal alimento era la carne vacuna, comían pescado, especialmente su grasa. Secaban el pescado, lo molían y obtenían así una buena harina. La población het fue diezmada a fines de s. XVIII por epidemias como la de viruelaen 1605, introducida por tropas que arribaron de España , lo que facilitó la invasión mapuche de su territorio y su rápida mapuchización a nivel cultural, razón por la cual es hoy muy difícil encontrar rastros del idioma original de los het, o de dialectos del mismo. La captura del Cacique Pincén marca el ocaso de la resistencia indígena. Despojados de los campos y de su ganado, las comunidades comenzaron a asaltar las estancias con malones para conseguir alimento, tras lo cual los habitantes de Buenos Aires levantaron los primeros fortines. En las décadas siguientes, el desarrollo de la ganadería con vistas a su exportación desde el puerto de Buenos Aires, reavivó la urgencia por expandir la frontera más allá del límite natural que trazaba el río Salado. La Campaña del Desierto con un ejército que debía erradicar a los indios del territorio entre la frontera y el Río Negro fue exitosa: el avance de cinco divisiones de 2 mil hombres, De una población total indígena de unos 19 mil hombres y mujeres, la campaña al Desierto cosechó; -5caciques principales presos (entre los que estaba Pincén) -1.271 indios de lanza presos. -1.313 indios de lanza muertos. -10.513 indios de chusmas presos. -1.049 indios reducidos. La conquista del desierto, comandada por Roca en 1878 y 1879 agregó unos 54 millones de hectáreas que fueron entregadas en gran parte a especuladores y terratenientes, como ya era la tradición".